Rollercoaster

Publicado el 2011/01/12 en Escritura

Tags: , ,

Nunca se me olvida una vez que mi primo contaba sobre los escritores románticos, de esos que se desangraban por sus doncellas. Si, escribían muy bonito, pero había algo raro. La mayoría de esos autores escribía desde el dolor de amar, del añorar a la damisela, del sufrimiento de no poder estar con ella.

Cuando un escritor anda con pena, no es extraño que escriba una hueá y que sus lectores lo aplaudan.

Esto último es porque en la sociedad donde estamos inmersos, decía mi primo, el hueón que sufre es un héroe. Los mártires y todos los sacrificados por un “bien común”, etcétera, son maestros. Herencia del señor Jesús.

El problema con esta cuestión es que todos los otros hueones que no estaban escribiendo hueás, seguramente estaban agarrándose minas!

Bueno. Esa suerte de introducción decanta en lo siguiente; Yo, generalmente cuando escribo acá, lo hago desde un espacio muy tranquilo, contento, queriendo mostrar algo que me gusta, de compartir algo bonito.

El asunto es que hoy no partí escribiendo así.

Chachachán!

Desde hace algunas semanas he sentido un bajón de energía bien significativo en relación a como había estado los últimos meses. Me siento soñoliento, cansado, con menos ganas de hacer cosas, quizás un poco indiferente.

Eso no significa que he dejado de hacer cuestiones porque, a la vez, he estado supera activo. Empecé un disco nuevo, salgo a bicicletear por lo menos dos veces por semana, a veces en la noche con un amigo hacemos ghetto workout en una plaza, he pintado, salido en la noche a stickear, guitarra, batería, circuitos de pedales para guitarra, cocinado, de acá, para allá, en fin…

La semana pasada me cayó la teja… Desde que empezó mi bajón más fuertemente (que fué un dia que en la mañana hice hueás, en la tarde salí a andar en bici, en la noche me puse a bailar en mi casa y después salí a andar en patines por provi) no me he dado tregua. No he dormido las horas necesarias porque siento que tengo que hacer más y más cosas, no he dejado de hacer ejercicio y tampoco he visto a mucha gente. A la vez, he estado pescando mucho lo que pienso y enrollándome ahí. También me enrollo porque estoy muy en la cabeza. Rollos sobre rollos.

Me he puesto a comer también un poco más. Es eso o volver a fumar tabaco, las ganas no me faltan. I fucking want to be compensated.

Ahora me doy cuenta que me estoy quejando de toda esta cuestión como si fuera algo que yo no estoy eligiendo. A la vez, no estoy aceptando que siento carencia y creo que ese es el punto clave del asunto, el no aceptar.

De eso también se trata de pasar dentro de mi cabeza casi todo el día, de inventarme racionalizaciones para justificar esta hueá que yo estoy haciendo solo cuando en realidad lo mejor que puedo hacer es decir que si y filo. Así es nomas.

Eso me pasó el otro dia que salí a andar en bici, hubo un momento que dije “ya, pico. así es nomás la hueá” y fue tan descansador. Al otro día dormí como hasta la una de la tarde.

Bueno, también así partió la idea de escribir esto, una forma de aceptar lo que me pasa. Así que voy a tirar toda la hueá a la parrilla. Como dicen por ahí, el que nada esconde nada teme.

  • Siento que ando con la energía por el suelo y no quiero que se me note.
  • No quiero andar con la energía por el suelo.
  • Quiero volver a andar muy feliz y muy animado.
  • Ando con un nudo en la garganta que no me aparecía hace harto tiempo.
  • Necesito ver más gente.
  • Necesito más contacto.
  • Quiero que los que lean este post completo me hagan un comentario que me suba el animo =D.
  • Estoy picao porque puse lo de los comentarios y solo tuve uno.
  • Estoy hasta el pico de esperar cada post nuevo de porlaputa, aunque igual lo paso bien viendo esa página.

Creo que eso es por ahora. Puuuuffffff… decanta…

  • noname el prestidigitador de las lenguas muertas