El fomingo más entretenido del mundo

Publicado el 2011/07/31 en Escritura

Tags: , , , , , , , ,

Montevideo Niño GuitarraNo sé si en otras partes se usará el termino “fomingo”. En Chile lo usamos para mezclar la palabra “fome” (de aburrido) y domingo. Explicitando lo lento y aletargado de ese día.

A mi me gusta el nombre en inglés. “Sunday” o “El día del sol”. Lo relaciono con mucha energía, vitalidad y luminosidad. Poder de cambio, crecimiento.

El domingo pasado fue lo mas alejado que he tenido de un “fomingo”. Todo lo contrario.

Estoy viviendo en Montevideo, Uruguay para pasar el invierno. Pasarlo en carpa con los fríos que están haciendo es algo criminal. “Ni en pedo”. Decidí pasarlo acá, aprovechar de conocer más y esperar a que en las playas uruguayas camino a Brasil empiece el calorcito para aprovechar la temporada.

Me hice stickers, tarjetas de presentación y conseguí pega. Acarreo balones (acá les dicen garrafas) de gas licuado. Perfec pa’l invierno.

Me desperté tarde ese domingo comparado con los otros días que estaba en pie a las siete de la mañana. Aproveché de descansar porque entraba a trabajar de tarde. De dos a seis. “Si pongo a trabajar a un uruguayo me matan” me dijo el Jefazo porque se jugaba la final de la copa América entre Uruguay y Paraguay.

Me preparo el desayuno habitual de un pan flauta con tomate, ajo y algunas otras verduras. No me preparé unmate esa mañana en especial porque el que tenía se había hongueado. No me importaba, me había comprado un mate de guampa y ese dia lo estrenaba en su esplendor. Vamos sumando.

Pesqué la guitarra y me fui a la rambla a tocar. El día estaba fantástico. Lleno de sol (claro, era Sunday), un viento rico. Perfesto y esasto.

A la salida de la casa me encontré con un compañero del hostel donde me quedo. Yo le digo la pensión soto. A él lo habían echado porque no trabajaba y le debía plata a todo el mundo.

Toqué un buen rato. Compuse una canción. Será que mientras más lindo se pone el mundo menos palabras son necesarias para describirlo? Transcribo el tema:

Mar
Aire
Sonido
Aca

Abre
Todo

“Bien de bien”. Me gusta mucho.

nonei-tarjetaDespués de un rato llegaron otro par de amigos del hostel. Conversamos un rato y casi me mato al ver que el viento se llevaba un par de mis papeles con canciones y me abalanzaba tras ellas al borde de la roca.

Mientras conversábamos nos preguntamos sobre aquel que habían echado. Caí en cuenta que durmió en la habitación donde yo guardaba mi plata. Salí corriendo para la casa.

La bolsa ziploc donde tenía mi plata, pasaporte y tarjeta de crédito de emergencia había desaparecido. No podía creerlo. Todas las garrafas de gas licuado que me habían hecho mierda la espalda, robadas. La conchadesumadre… Acá hay una foto de el ladrón, por las dudas.

Lloré un rato. Descarga… descarga… Lo que entra sale.

Llegó el dueño de la pensión Soto (donde te dan cama, comida y poto) y en su moto agarramos hacia la comisaría. Pusimos la denuncia y nos dijeron que era mejor y más expedito si hacía también una denuncia escrita. Como no me gusta escribir mucho la hice a regañadientes.

Entre todo eso ya habían dado las trece horas. Armé mi bolso y me fui hasta Pocitos. Donde trabajo.

Por el partido, los colegas que repartían gas tampoco iban a trabajar un sorete, así que me llevé la guitarra al trabajo. Prácticamente íbamos a cuidar el camión con las garrafas de dos a seis. A hacer nada.

uruguay-mate-pan-ajo-stickersCon quien estaba haciendo esto (la nada) era un argentino. Él estaba atacado. Me contó que ambos países tenían catorce copas y que si ganaba Uruguay, los iban a pasar en una copa, en su tierra y después de haberlos eliminado del campeonato. Personalmente no me gusta el fútbol. Me aburre. Cuando me preguntan de qué equipo soy digo que del que va ganando. Así siempre puedo salir a hueviar después de los partidos. El mach sonaba en la radio.

Un gol, dos goles, tres goles. En la calle el hueveo era notable. A diferencia de los minutos en los cuales se disputaba el partido, donde todo estaba muerto, ahora los bocinazos, el griterío y el sentimiento de victoria estaba en el aire.

Dieron las seis. Mi hora de salida. Llegó el jefazo, cobré, me monte la guitarra a los hombros y me fui a la mierda.

Tenía pensado caminar hasta mi casa (desde Pocitos a Ciudad Vieja) porque tenía que ver los trámites del robo o hacer alguna hueá parecida. Mientras pensaba esto veía que todo el choclón de gente caminaba en sentido contrario mio.

Pensé: “No voy a recuperar niuna hueá. Si algo hay que hacer, no se va a hacer ahora. El hueveo está acá y, en realidad, pa pasarlo bien no necesito niun peso. Pico, me voy a hueviar”.

Repartidor Metro GasAsí que me dí media vuelta y me dirigí a la Rambla Perú con Avda. Brasil. Ahí había mucha gente, estaba la tele. La joda se acentuaba mientras los litros de vino rosado se irrigaban por las venas del público.

Mi cámara de fotos también me la “peinaron” y en mi cabeza el título era “Esto no va a pasar de nuevo, nunca más” y, puta, yo quería una foto. Autoeficacia.

Fui donde unas minas y les pedí que me sacaran una foto y después me la mandaran por mail, que era artista chileno y no se que hueá. Dijeron que sí. Abrí mi estuche de la guitarra y saqué una máscara. Me la puse y click. Foto para mi.

Me acerqué a otra persona porque siempre hay que tener contingencia. Ella agarró papa y me decía “Ponte ahí” “Ahora allá con las banderas de Uruguay” “Le digo a mi marido que nos saque una juntos” “Blabla”. Tapizao en fotos.

Le agradecí y me fui al hueveo mismo. Los cánticos eran desconocidos para mi pero los gritaba igual. Me subí encima de camionetas con mi máscara a gritar groserías. Me abrazaron, abracé, grité, salté (porque el que no salta no es Uruguay), me reí, me empujaron, todo el paquete.

Uruguay Copa América 2011Un hueón me quitó la máscara y se sacó unas fotos. Después un grupo de minas me preguntó que qué era y les dije que soy yo cuando tenía dos años y que ando viajando y este es mi símbolo. No me quedaban stickers con la dirección así que le dije que me pasara un papel donde anotarle. No tenía papel así que me dijo que le anotara en la mano. Sin darme cuenta iban apareciendo manos. Derrepente me sentía firmando autógrafos y era la raja. Me cagaba de la risa solo de la hueá. Ahora mientras lo escribo estoy cagándome de la risa. Puro psicotismo ilustrado.

Al rato de gritar, saltar, que me rociaran de vino y armar “bardo”, empezó el hueveo con los tambores.

Un par con unas cajas, otros con unos bombos, todos amarrados a la cintura. Tucutucutucutucutucubumbumbum. Baile que baile. Baile que baile.

Ahí me quedé lo que restó del rato de celebración en la calle. A uno con un bombo se le rompió la maskin tape y le pasé un sticker pa que lo pusiera.

Cuando la gente agarró para el estadio, me fui a la parada de “ómnibus”. Era suficiente.

Llegué a la casa súper cansado. Me comí un pan flauta con tomate y me fui al sobre.

Buen día del sol no?

  • nonai, tejedor de gorros a crochet